Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2006

cuando se quiere escribir, por escribir... por placer

Tal vez solo escriba para tener que leer después… no será el momento no es hoy no es simplemente transcribir sentimientos el letargo, del momento, sonreiré hipócritamente y no más me alegraré lentamente como no queriendo hacerlo, para que nadie note mi ausencia tan poco prevista, manos entrelazadas sonreiré, recordando y sintiéndome más solo, observaré sus ojos imaginando sus historias inimaginables, sin querer volver a casa, sin querer nada, abrazando un cuadernos, por demás caluroso y sincero, líneas que dibujan las palabras que desnudan vidas las mías las otras intocables inconfesables, estaré mal estaré mal buscando refugio en estos, estaré mal, sentiré mejor después de las primeras líneas o quizás peor pero después de todo sentirse que es lo que realmente importa… la mano en la barbilla fingiendo que pienso creyendo que lo que escribo sale de mí imposible materialmente, solo recogiendo suspiros del viento, lágrimas de las primeras lluvias recuerdos de la luna, miradas de las est…

letrillas...

Podría estar en el momento distante lejos de estos y de aquellos, cortando aun cariño sin destino, buscando atajos que quizás en algún segundo fueran míos, sobreviviendo con el justo aire para agonizantes suspiros palabras que poco a poco irán cayendo presas de incontables colmillos, gracias de multitud de gente sentada desde hace tiempo en asfixiados deseos, músicos tal vez en el ambiente quizás solo algún recuerdo de esto y de aquello, lastima y fortuna que lo que escribo no se ajusta al pensamiento que encierra a la razón, mirarme en el espejo sintiendo...Cuando los sueños son parte de nuestra vida y ya no es necesario que llegue la noche para tenerlos cerca siempre pierden magia no son tan bellos como cuando esperábamos que se hicieran realidad, eso no nos obliga a suspirar...

sueñosssss

Imagen
Como confesar al mundo que escucho mi nombre cuando no hay nadie cerca como una señal de muerte cercana, como dirian los mayores, coomo confesar que los llamados ya no me asustan y los tomo como de quien vienen del viento de nadie mas, como confesarlo a quien con la suficiente tolerancia de no burlarse, o mirar con pena como quien mira un loco, como confesar que sueño con pedazos de otras vidas que se van armando cada noche olvidando lo que pasa a lo largo del dia, como confesarlo, que las noches parecian darse como se tiran fichas de un rompecabezas cayendo justo en el lugar tan indicado tan improbable como ser yo y tres personajes a la vez, como confesar que despierto con miedo la mayoria de las vecez dos o tres vecez por noche todos miedos diferentes, pero miedos al fin y que ni siquera recuerdo el por que solo recuerdo que estuvo alli y que regresara cuando menos lo espere pues esta es la esencia del miedo, sorpresa, que vendra y se ira con un beso frio beso en mi frente, se acerc…